Al igual que el melón, la sandía también puede licuarse con su corteza, ya que además proporciona nutrientes (clorofila, provitamina A, proteínas, potasio, zinc, yodo…). Para ello es importante que la sandía sea ecológica, si no es mejor pelarla. Tampoco hace falta quitarle las pepitas.

1/8 sandía (con corteza)

Lavar la corteza de la sandía, trocearla. Pasar por la licuadora y tomar recién hecho.