La única excepción que se puede combinar con el melón es la lima, que le aporta un toque refrescante y delicioso; por lo demás es mejor tomarlo solo tanto al comerlo como al beber su zumo. Se aprovecha más la fruta si se licua también la corteza, además de beneficiarnos de las vitaminas y minerales que esta contiene, aunque es preferible para ello que el melón sea ecológico (si no, mejor pelarlo).

1/8 melón (con corteza)
1/4 lima (con piel)

Lavar y trocear el melón y la lima. Pasar todo por la licuadora y servir recién hecho.