El melón, al igual que su zumo, debe tomarse siempre solo, es decir, sin acompañar ningún otro alimento ya que su digestión interferiría debido a su rápida asimilación y a su alto contenido en azúcares. La corteza del melón no es comestible, pero con la licuadora pueden extrarse vitaminas y minerales fácilmente asimilables, aprovechando así hasta un 95% de la fruta. Es preferible licuarlo con corteza únicamente si el melón es ecológico, si no es mejor pelarlo.

1/8 melón (con piel)

Lavar el melón, partirlo en trozos, licuar y tomar inmediatamente.