He preparado la base de esta pizza con la receta básica aunque sustituyendo el tomate y el pimiento por espinacas y zanahoria. Las espinacas le dan una nota de color y un puntito diferente muy rico y suave. Es un plato ideal para tomar acompañado de una infusión de hierbabuena.

1 base de pizza (con 1 puñado de espinacas y 1 zanahoria en lugar de 1 tomate y 1/2 pimiento)
100 gramos hummus de almendra
1 cucharadita mezcla de especias ras el hanout
1 cucharadita semillas de sésamo negro
1 cucharadita romero
.
Cubrir la base de la pizza con una capa de hummus de almendra. Espolvorear un poco de ras el hanout, un puñadito de semillas de sésamo y romero seco picado. Decorar con una hojita de espinaca en el centro, y servir inmediatamente.