Pesto rosso es una variante del pesto tradicional, en el que se emplean tomates y pimientos rojos, de ahí su nombre.

6 tomates secos
1 pimiento rojo
100 mililitros aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas albahaca
1 diente de ajo
1 pizca sal marina
1 pizca pimienta cayena
2 cucharadas piñones

Poner los tomates secos en remojo con el aceite de oliva durante varias horas (por ejemplo, durante toda la noche). Para facilitar el siguiente paso, se pueden cortar los tomates en trozos antes de ponerlos en aceite. Añadir el resto de ingredientes y pasar por la batidora hasta que todo esté bien triturado.