La semana pasada tuve una conjuntivitis vírica, así que para reforzar  las defensas busqué un zumo apropiado en el libro El poder de los zumos de Jay Kordich y encontré este cócktel antivirus. Aviso, a no ser que os encante el apio y/o el ajo, este licuado tiene un sabor muy fuerte y, para mi gusto, no agradable (y eso que empleé menos apio y menos ajo que en la receta original). Su función es básicamente terapéutica para infecciones víricas. El libro recomendaba, además, cualquier zumo con zanahoria o con vitamina C, por lo que tanto el licuado de naranja y fresas como los tres siguientes que publicaré son adecuados también y mucho más apetecibles al paladar.

6 zanahorias
1 rama apio
1 manojo perejil
1 diente de ajo

Pelar las zanahorias y el ajo. Licuar todo y servir recién hecho.