Un zumo cítrico con un sabroso toque a limón.

2 naranjas
2 manzanas
1/2 limón pequeño (ecológico con piel)

Pelar las naranjas, trocear las manzanas, y partir por la mitad el medio limón.
Licuar todo y servir reciente (el zumo, al estar separado de la fibra que hay en la pulpa, se oxida rápidamente por lo que hay que tomarlo nada más hacerlo).