12 dátiles
4 cucharadas coco rallado (y un poco más para adornar)

Deshuesar y trocear los dátiles, y ponerlos en el vaso de la batidora. Añadir el coco rallado. Triturar completamente hasta lograr una masa uniforme.
Coger pequeñas porciones y formar bolitas con las manos. Echar un puñadito de coco rallado en un plato y hacer rodar las bolitas sobre el coco para que se quede impregnado. Conservar en la nevera.