Este plato es un clásico familiar que mi madre suele preparar para ir abriendo boca antes de una comida de fin de semana o un poco más especial. Es muy sencillo, y a mi me encanta. El relleno puede variar según los ingredientes disponibles, aunque los habituales son pimiento, cebolla, pepino, zanahoria… o incluso tomate.

Y hablando de pimientos, cuando parecía que no había una flor que agarrase bien, la planta de pimiento del maceto huerto parece que está aguantando como una campeona para darnos su primer pimiento. Cada día está más hermoso… a ver cuánto crece, que ya tengo ganas de ver lo rico que va a estar.

1 cogollo endivias
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
1/2 pepino
1 zanahoria
1 rabanito
1/4 cebolleta
2 cucharadas vinagre de manzana

Picar fino los pimientos, la zanahoria, el pepino, el rabanito y la cebolleta. Echar en un bol, aliñar con vinagre de manzana y remover bien.
Separar todas las hojas de endivia y ponerlas sobre una fuente. Rellenar cada una con la mezcla. Servir recién hecho.