Otra receta de galletas… y es que hay que aprovechar la pulpa que queda después de preparar leche de frutos secos. En esta ocasión hice leche de anacardo para intentar elaborar yogur de anacardo (mi segundo intento, el primero fue de avellana) añadiendo después los fermentos y  poniéndolo en la yogurtera. Bueno, pues el yogur resultante está muy bueno y cremoso aunque la consistencia no es de yogur yogur, sino más bien de yogur líquido. Al principio pensé que la leche tendría que ser más densa, así utilicé el doble de frutos secos para la misma cantidad de agua, pero tampoco funcionó. ¿Alguna idea? ¿Alguien lo ha intentado de otra manera y ha tenido más éxito?

pulpa de anacardos (resultante tras filtrar 1 litro de leche de anacardo)
1 plátano
1 manzana

Hacer puré el plátano con ayuda de un tenedor, y mezclarlo bien con la pulpa de anacardo. Picar la manzana (con piel) lo más finamente posible, añadir y volver a mezclar.
Colocar en la bandeja del deshidratador eléctrico pequeñas porciones de una cucharada de masa con la forma deseada. Adornar cada galleta con un trocito de manzana con piel. Deshidratar 10-12 horas, dándoles la vuelta para que se sequen bien por ambos lados, quedando ligeramente húmedas por dentro. Guardar en un recipiente hermético.