Algarroba es el fruto del árbol algarrobo (Ceratonia siliqua), originario del Mediterráneo oriental, que consiste en una vaina de color blanco o negro con una pulpa gomosa de sabor dulce que rodea las semillas. Las semillas son muy ricas en mucílagos y tienen facultad antiinflamatoria (reducen la inflamación de mucosas en vías respiratorias y digestivas, actuando adecuadamente contra diarreas) y analgésica (reducen el dolor de las contusiones). Es un alimento energético, con alto contenido en azúcares naturales (50%), proteínas (10%), fibra, así como vitaminas (A, B1, B2, B3, B6) y minerales (potasio, magnesio, calcio, hierro, fósforo, silicio). Suele usarse molida como sustituto del cacao para elaborar dulces y postres.

1 litro leche de sésamo
3 plátanos
1 cucharada algarroba en polvo

Batir la leche, los plátanos pelados y troceados, y la algarroba en la batidora hasta que quede totalmente triturado.
Servir recién hecho, con una pizca de algarroba espolvoreada por encima.