La achicoria (Cichorium intybus) es una planta herbácea perenne originaria de Europa, donde se reproducía de manera silvestre en prados, campos en barbecho y a la vera de los caminos. Tiene propiedades desintoxicante, depurativa, cicatrizante, sedante y diurética.

Esta semana la cesta ecológica traía como novedad un gran manojo de achicoria, así que se me ocurrió probar a poner unas cuantas hojas en un batido verde para el desayuno junto con unos paraguayos que tenía por casa.

Por cierto, desde el 17 de septiembre hasta el 7 de noviembre, se puede visitar la interesante exposición Huertos urbanos, microrrevoluciones verdes del s.XXI en La Calle Indiscreta de Zaragoza, realizada por  Soho, Entre3 arquitectos y Susana Vacas.

6 hojas achicoria
3 paraguayos
1 plátano maduro
1 vaso agua

Batir las hojas y la fruta troceadas junto con el agua hasta lograr un batido uniforme. Servir recién hecho, o conservar en la nevera.