Las hojas de la remolacha no sólo son comestibles sino que están buenas y además son ricas en beta-caroteno, hierro y calcio. Y si encima son ecológicas, como éstas, todavía mejor. También se pueden aprovechar para preparar ensaladas, sopas…

2 manzanas
2 peras
1 puñado hojas de remolacha
1 vaso agua
.
Trocear y descorazonar las manzanas y las peras.
Batir la fruta con las hojas de remolacha (los tallos suelo preferir utilizarlos para hacer licuados porque son demasiado fibrosos) y el agua.
Servir recién hecho.