El apio es una planta rica en agua, fibra, vitaminas (A, C, E, B1 y B2) y minerales (potasio, sodio, magnesio, hierro, azufre, fósforo, manganeso y zinc). Posee propiedades diurética, depurativa, carminativa, sedante, digestiva, remineralizante, anti-infecciosa y ligeramente laxante.

Últimamente estoy haciendo bastantes zumos licuados. Una de las razones es que ahora en verano apetecen más que nunca (aunque, en realidad, a mi me apetecen en cualquier época del año). Y la otra es que, después de que nuestra antigua licuadora pasara a mejor vida, nos hemos agenciado una prestada de la familia de esas que acaban en una balda cogiendo polvo, y así aprovechamos lo que le quede antes de que vaya a hacerle compañía a la otra. Pues después de un tiempo sin licuadora, la he cogido con ganas y, cómo no, me he puesto a hacer experimentos varios.

1 rama apio
2 zanahorias
3 manzanas
.
Pelar las zanahorias; partir las manzanas en cuartos.
Licuar todos los ingredientes, y servir recién hecho.