Un batido cremoso y dulzón, con ingredientes de temporada y fáciles de conseguir; perfecto para un desayuno o una merienda por su efecto saciante.

2 melocotones maduros
1 plátano
1/2 vaso agua
.
Pelar el plátano y deshuesar los melocotones; trocear toda la fruta.
Batir con un poco de agua, y servir recién hecho.