Las tortitas son unos panes planos y dulces de origen ruso. Actualmente se comen tanto dulces como salados, y acompañados de diversos ingredientes.

En realidad, este experimento no se parece mucho a las tortitas originales, aunque como son tan sencillas de preparar y me supieron tan buenas he decidido publicar la receta de todos modos.

1 plátano
14-16 cucharadas almendra molida
fruta (cerezas, fresas…)
canela en polvo
.
Pelar el plátano y aplastarlo con un tenedor hasta hacerlo puré.
Ir añadiendo cucharadas de almendra molida y mezclándolas con el plátano hasta que la mezcla pierda la suficiente humedad como para manejarla con las manos.
Tomar pequeñas porciones de masa (como de una cucharada aproximadamente), hacer bolas y después aplastarlas hasta llegar a un centímetro de grosor más o menos.
Colocar las tortitas en un plato, añadir fruta picada por encima (las frutas rojas le quedan muy bien) y espolvorear una pizca de canela. Servir recién hecho.