La berenjena a la napolitana es un plato italiano que se prepara, generalmente asado, con rodajas o mitades de berenjena cubiertas de salsa de tomate, queso y hierbas aromáticas (orégano, albahaca…). En esta versión cruda he deshidratado rodajas finas de berenjena y he empleado queso cremoso de frutos secos.

Esta semana los dos tomates del maceto-huerto del balcón terminaron de madurar, así que hubo que dar buena cuenta de ellos. Ya sé que no puedo ser totalmente objetiva, pero… me parecieron los tomates más dulces y sabrosos que he comido en mi vida, además bonitos, claro.

1 berenjena
2 tomates
1 cucharadita pimentón dulce
queso crema de almendra
aceite de oliva virgen extra
orégano picado
.
Cortar el rabo de la berenjena y partirla en rodajas de un centímetro de grosor aproximadamente. Extender un poco de pimentón dulce por una de las caras de cada rodaja y secarlas en un deshidratador durante unas 8 horas.
Colocar una rodaja de tomate fresco sobre cada berenjena, aliñar el tomate con un chorrito de aceite de oliva y untar por encima queso crema al gusto.
Espolvorear orégano picado sobre el queso.