Esta pizza fue la primera cruda que preparé, y sequé la base al sol aprovechando el calor seco del verano en Zaragoza (dependiendo de los días puede tardar entre 24 y 36 horas). Después le eché los ingredientes que tenía a mano en la nevera (las setas marinadas las he preparado de la misma  manera que los champiñones marinados) y quedó un plato muy rico y completito. Así que a partir de ahí me enganché a hacer una casi todas las semanas, generalmente para las cenas de los viernes, al principio con el secado tradicional y después ya con el deshidratador.

1 base de pizza
1 tomate
1 zanahoria
setas marinadas
aceitunas
orégano
.
Colocar sobre la base de la pizza el tomate picado en pequeños dados, la zanahoria rallada, las setas en láminas marinadas y un puñado de aceitunas laminadas o en rodajas.
Espolvorear orégano picado por encima, y servir inmediatamente.