Me gusta visitar el blog The happy raw kitchen porque siempre me sorprende la creatividad y el buen humor de su autora, Angela. En mi última visita descubrí que había hecho una receta del libro Living Raw Food de Sarma Melngailis,  en la que preparaba falsos aros de calamares a la romana con setas de cardo (Pleurotus eryngii); también menciona que Heather, del blog Sweetly Raw, había hecho su propia versión con berenjena. Así que, seducida por la pinta tremenda de sus fotos y a la espera de conseguir setas de cardo, me lancé al experimento con la berenjena. La apariencia y la textura quedan muy logradas, y el puntito del marinado de limón recuerda al sabor del plato original.

1 berenjena
1 limón, zumo
1 cucharada aceite de oliva virgen extra
1 pizca sal marina
4 a 6 cucharadas semillas de lino molidas
1 cucharada ajo en polvo
1 cucharada perejil picado
.
Pelar la berenjena, y cortarla en rodajas de medio centímetro aproximadamente. Hacer aros de berenjena con cortapasas de varios tamaños, o con un cuchillo.
Marinar los aros de berenjena durante media hora en el zumo de un limón, aceite de oliva y sal.
En un plato hondo, mezclar las semillas de lino molidas (se pueden comprar ya así o hacerlo en un molinillo de café o batidora; yo utilicé la batidora de vaso) con ajo y perejil.
Rebozar los aros de berenjena marinados en el lino especiado y deshidratar durante unas 3 horas para que queden ligeramente crujientes por fuera aunque todavía húmedos y blanditos por dentro.
Servir con medio limón para rociar su zumo recién exprimido en el momento de comer.