Gayla Trail es una escritora, fotógrafa y diseñadora gráfica canadiense, autora de los libros You Grow Girl: The Groundbreaking Guide to Gardening y Grow Great Grub: Organic Food from Small Spaces sobre horticultura urbana ecológica. En su blog You Grow Girl tiene, además de artículos interesantes y fotografías increíbles, una receta para preparar té solar, es decir, infusionado al sol.

Esta receta me ha parecido cuanto menos curiosa, así que he querido probarla con una infusión de hierbabuena (porque es la única planta que tengo para infusionar) y cerezas deshidratadas (ya que me gustan mucho las infusiones con toques frutales), aunque las opciones y las combinaciones son infinitas y dependen de gustos. Algunas ideas que se me ocurren para futuras pruebas son cortezas de cítricos (limón, naranja, lima…), especias (canela, cardamomo…), frutas frescas o deshidratadas (bayas goji, uvas pasas, manzana, melocotón, fresa…). El sabor logrado resulta diferente al de las infusiones habituales, más suave aunque agradable, y el aroma es muy rico.

1 litro agua
1/2 bote hojas de hierbabuena fresca
1 cucharada cerezas deshidratadas
.
Llenar la mitad de un bote hermético de cristal con capacidad para un litro de hojas frescas de hierbabuena. Añadir las cerezas y verter el agua.
Cerrar bien el bote y ponerlo en un lugar donde le de pleno sol durante el mayor número de horas, a ser posible durante todo un día (yo lo tuve unas 7 u 8 horas, aunque cuanto más tiempo esté más intenso será el sabor final).
Filtrar la infusión, y servir tal cual tibia o con hielo.