Esta versión de ensalada china no contiene el típico aliño blanco agridulce, aunque sí uno de sus principales ingredientes, el vinagre blanco de arroz, por lo que queda mucho más ligera y suave aunque sigue conservando ese sabor característico. También se le puede echar sal ajinomoto, comúnmente empleada para elaborar esta salsa (yo aún no la he encontrado por ningún lado). Además he añadido unas setas chinas skyswan marinadas, cuyo intenso sabor realza el conjunto final.

1 lechuga iceberg
1 hoja col lombarda
1 zanahoria
1 puñado germinados de judía mungo
1 puñado algas agar-agar en tiras
6 setas skyswan (oca del cielo)
2 cucharadas zumo de limón
vinagre blanco de arroz
aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita eneldo picado
.
Poner a marinar una media hora antes las setas con 2 cucharadas de zumo de limón, 2 de vinagre de arroz y 2 de aceite de oliva, y a remojo las algas en agua.
Picar la lechuga y colocarla en una ensaladera grande.
Añadir la col y la zanahoria cortadas en juliana, los germinados y las algas.
Coronar con las setas marinadas, y aliñar con el aliño sobrante. Echar un poco más de aceite y vinagre, y finalmente el eneldo picado.
Servir recién hecho.