Al ver la buena pinta que tenía la receta de ensalada rusa de Ksenia en su blog Tales of a spoon, me entraron muchas ganas de probar una versión cruda. Para ello, he sustituído la patata por chirivía y he omitido los guisantes y el maíz. Pues ha quedado una ensalada crujiente y muy sabrosa que, sin duda, volveré a preparar; me ha gustado mucho.

1 chirivía (250 gramos aprox.)
2 zanahorias
2 remolachas
1 pepino
6-8 pepinillos encurtidos en vinagre
1/2 cebolla
aceite de oliva virgen extra
.
Pelar la chirivía, las zanahorias, las remolachas y el pepino. Cortarlos en dados pequeños.
Añadir los pepinillos y la cebolla picados.
Aliñar con aceite de oliva, mezclar todo y dejar reposar una hora en la nevera antes de servir para que se fusionen los sabores.