La piña o ananas es un fruto originario de América del Sur que contiene fibra, vitaminas (C, B1, B6, B9 o ácido fólico, y un poco de E), minerales (potasio, magnesio, yodo, cobre, manganeso), ácido cítrico, ácido málico, ácido oxálico y enzima bromeliana. Tiene excelentes propiedades nutricionales (proteólica, diurética, digestiva, antiséptica, desintoxicante, antiácido, antiinflamatoria…). Cuando está madura sus hojas se pueden arrancar de un suave tirón y el aroma es más intenso en su parte inferior. El canónigo es una pequeña planta europea más nutritiva que la lechuga, con mayor cantidad de provitamina A y vitaminas B y C.

En mi búsqueda continua por probar nuevas y variadas combinaciones de batidos verdes para mis desayunos, he dado con este hallazgo.

1/2 piña
1 manzana roja
1 puñado canónigos
1 vaso agua
.
Pelar la piña; quitar el rabo y las pepitas a la manzana.
Batir la fruta junto con el agua y un buen puñado de canónigos (la cantidad va un poco al gusto; se puede empezar con poquitos e ir añadiendo más si va gustando).
Servir recién hecho.