El mutabal o baba ganush (en Siria y Palestina) es una pasta típica de la cocina de Oriente medio hecha a base de puré de berenjena con tahini (semillas de sésamo molidas), zumo de limón y ajo. Se suele aliñar con aceite de oliva en el momento de consumir y, con frecuencia, con pepitas de granada o zumo de ésta mezclado con el aceite.

El marinado de la berenjena le da un aspecto y un sabor similares a cuando ésta se asa o se cuece. Otra técnica sobre la que he leído por internet es pelar, congelar y descongelar la berenjena; de esta manera también queda blandita, aunque su sabor es bastante fuerte. A mi me ha gustado más el marinado con aceite de oliva y tamari, ya que le deja un sabor muy agradable. Yo lo he servido sobre pan de lino y con perejil picado por encima, pero también está muy bueno con tiras de hortalizas crudas para mojar o sobre una ensalada. Aún me queda pendiente probarlo con granada… no me cabe duda de que será una auténtica delicia.

1 berenjena
4 cucharadas aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas tamari (salsa de soja fermentada, sal y agua)
1 cucharada tahini (pasta de sésamo)
1/2 limón, zumo
1/2 diente de ajo
1 pizca pimienta negra
.
Pelar la berenjena, cortarla en dados pequeños y marinarla con 2 cucharadas de aceite de oliva y 2 cucharadas de tamari durante toda la noche.
Poner en el vaso de la batidora la berenjena marinada junto con el resto de los ingredientes, y batir hasta formar un paté homogéneo.
Conservar en la nevera.