Esta receta está basada en las galletas de sésamo (sesame cookies) del libro 12 Steps to Raw Food de Victoria Boutenko (una lectura recomendada sobre el tema, por cierto, y con gran cantidad de recetas). Es una idea perfecta para aprovechar la pulpa de las semillas de sésamo resultante de hacer leche de sésamo. Y además están para chuparse los dedos.

Con estas cantidades salen unas 12 galletitas, con lo que también se puede guardar la pulpa en un tarro cerrado dentro de la nevera para acumular más cantidad y hacer más galletas de una vez.

100 gramos pulpa de semillas de sésamo (resultado de 1 litro de leche)
2 cucharadas sirope de dátil
1 cucharada uvas pasas de Corinto
.
En un recipiente, mezclar bien todos los ingredientes, asegurándose de que están bien repartidos por toda la masa.
Poner sobre una lámina de silicona o de papel vegetal de cocina pequeñas porciones de masa (más o menos una cucharadita) con forma redondeada y de entre medio y un centímetro de grosor.
Secar durante 6-8 horas en un deshidratador, o al sol el tiempo necesario, hasta lograr una textura crujiente.
Conservar en un recipiente hermético para que no se reblandezcan.
.