Pesto es una salsa verde italiana a base de aceite de oliva, ajo, un fruto seco (piñones, almendras, pistachos, nueces) y una hierba fresca (generalmente albahaca, pestata en italiano). Se suele emplear para condimentar pasta, pizzas, etc.

En mi opinión, el machacado de los ingredientes y especias que se consigue con un mortero no tiene comparación con cualquier otro aparato eléctrico. Ya solamente el aroma que desprenden mientras se prepara es mucho más intenso y, además, la gracia está en encontrar algunos tropezones pequeñitos en vez de una salsa totalmente uniforme. También es preferible que la albahaca sea fresca (que se puede solucionar fácilmente teniendo una planta de albahaca en casa), porque el sabor es mil veces mejor, aunque para un apaño también puede usarse perfectamente albahaca seca.

4 cucharadas albahaca
1/3 vaso aceite de oliva virgen extra
4 cucharadas piñones
1 cucharadita ajo en polvo / 1 diente de ajo
1 pizca sal marina
1 pizca pimienta negra
.
Machacar todos los ingredientes con un mortero, con movimientos suaves y lentos para que emulsione y se vaya ligando bien poco a poco la salsa.