Carpaccio es una preparación en láminas finas de un alimento crudo y aliñado con aceite de oliva.

Esta sencilla y deliciosa receta es de Elana’s Pantry, y la he conocido a través del blog Dieta Seignalet. Puede comerse así tal cual, en plan entrante, o en ensaladas, en bocadillos, como guarnición…

1 calabacín
1/4 vaso aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas vinagre de módena
1 cucharadita sal marina
.
Cortar ambos extremos del calabacín, lavarlo bien, y partirlo a lo largo en lonchas muy finas (con un pela-patatas, por ejemplo).
Colocar las lonchas de calabacín sobre una fuente amplia de cristal o cerámica, y verter por encima el aceite y el vinagre. Espolvorear también una pizca de sal.
Dejar macerar en la nevera al menos un par de horas o, preferiblemente, toda la noche.