The Renegade Health Show es un blog con un video-episodio diario sobre nutrición y vida sana en general, y comida cruda en particular, presentado de manera sencilla y divertida. En este episodio Annmarie y Kevin Gianni se reencuentran con sus raíces italianas y preparan albóndigas para completar un plato de pasta.

La receta original lleva nada más y nada menos que 4 ajos… a mi me pareció que serían demasiados, así que sólo utilicé uno y el resultado me encantó. Lo acompañé de salsa fría de tomate con unas láminas crujientes de champiñón deshidratado y unas hojas de perejil, y le quedó todo genial.

1 y 1/2 vaso champiñón laminado
1 vaso nueces
1 diente de ajo
2 cucharadas aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita tamari (salsa de soja fermentada, sal y agua)
1 cucharadita tomillo
1 cucharadita orégano picado
1 cucharadita perejil picado
1 pizca pimienta cayena molida
.
Poner a remojo las nueces la noche anterior.
Marinar durante al menos una hora los champiñones laminados junto con el ajo picado en una cucharada de aceite de oliva y una cucharadita de tamari.
Poner en el vaso de la batidora los champiñones marinados, las nueces remojadas y escurridas, otra cucharada de aceite de oliva y las especias. Batir todo hasta lograr una masa uniforme.
Coger porciones de masa con una cucharita e ir formando bolitas pequeñas, de unos 2 ó 2’5 centímetros de diámetro.
Secar las albóndigas en un deshidratador durante 4 ó 6 horas, dándoles la vuelta a mitad para que se sequen bien por debajo (cuanto más tiempo, mayor consistencia, aunque el sabor es igual de bueno), o al sol.